Cómo limpiar eficazmente puertas de PVC

¿A quién no le gusta llegar a casa y sentirse a gusto? En efecto, todos sabemos que la higiene y el mantenimiento de esta son factores fundamentales para sentir ese bienestar  de: “hogar, dulce, hogar”.

Sin embargo, puede que no siempre seamos los más audaces al momento de darle ese toque de cariño a nuestra casa. Y en vez de contribuir a su mantenimiento, más bien, pudimos haber cometido un desacierto.

Está bien, todos cometemos errores, sobre todo en esta área donde existen muchos aspectos a tener en cuenta, siendo uno de ellos los materiales de los elementos de nuestro hogar y el cuidado que requieren cada uno de ellos.

Por ello, es importante que conozcamos un poco sobre estos materiales y el cuidado que necesitan. En este artículo veremos específicamente el PVC, un material muy versátil y usado en el mercado.

Ventajas de las puertas de PCV

Pero, primero: ¿qué es el PVC? También conocido como Policloruro de Vinilo, es un tipo de plástico, aunque es el menos dependiente del petróleo y es ampliamente usado en el mercado de construcción por ser:

  • Económico.
  • Tener gran resistencia ante los elementos climáticos.
  • Tener una larga durabilidad.
  • Ser aislante acústico, térmico y eléctrico.
  • Ser auto extinguible y no propagar el fuego.

Precisamente, por todas estas características también resulta ideal en la fabricación de puertas y ventanas.

¿Qué líquidos puedo usar para limpiar PVC?

Como vemos, el PVC tiene muchas cualidades, pero no creamos que su resistencia ante los elementos climáticos lo hace indestructible. Como cualquier otro material, también necesita sus cuidados. Por esto, es fundamental utilizar productos adecuados para su limpieza. Por ejemplo, para su cuidado podemos usar:

  • Vinagre: es un gran limpiador casero, su composición ácida lo hace un buen depurador de suciedad, además que por ser natural no resulta agresivo para la superficie del PVC.
  • Limpiadores multiusos: como quitagrasas y lavaplatos, resultan poco corrosivos, por lo que son adecuados para superficies delicadas.
  • Limpiadores especiales: líquidos específicos para limpiar el PVC, tanto para uso más profesional como para uso del hogar. Estos ayudan a eliminar manchas y darle brillo al PVC. También son una excelente opción para su mantenimiento.

Por otra parte, también es importante tener en cuenta la herramienta que utilizamos para la aplicación de estos productos, por ello recomendamos:

  • Paños de microfibra o de friselina, esponjas o bayeta: ya que son suaves y protegen el color.

Otra opción también la ofrecen las máquinas de limpieza a vapor, con las que se pueden limpiar múltiples superficies, incluyendo las de PVC.

limpieza puerta pvc

Pasos para limpiar una puerta de PVC

Ya vimos que hay diversas formas de limpiar el PVC y resultan muy sencillas. Para hacernos la vida más fácil aún vamos a ver una rutina que nos dejará nuestra puerta impecable.

Limpiar con agua y vinagre

Para ello realizamos una solución de una parte de vinagre mezclada con agua tibia y distribuimos con una esponja suave o toalla de microfibra. También podemos rociarla con un spray y retirarla con la esponja o toalla.

Retirar la suciedad de la superficie

Para esto usamos una mezcla de agua tibia con jabón multiusos o lavaplatos. La colocamos de manera uniforme, sin excesos. Luego retiramos con una esponja con agua tibia.

Secar el PVC con un paño

Luego secamos la superficie con un paño de microfibra o bayeta. Y listo, nuestra puerta está impoluta.

Cómo Limpiar una puerta blanca de PCV

Los pasos anteriores también valen para la limpieza de puertas blancas, así como los productos previamente mencionados, por lo que resulta muy sencillo ¿cierto? Pero, por supuesto, aún tenemos un as bajo la manga:

  • Los jabones y detergentes líquidos neutros que tengamos en casa también funcionan para limpiar las puertas blancas de PVC.

Así que ya tenemos todos los trucos y consejos para dejar de lado cualquier excusa y dejar de tener nuestra puerta sucia.  

Precauciones a tener en cuenta al limpiar PVC

¡Atención! Hay productos que jamás debemos usar para limpiar el PVC, pues son inadecuados para el mantenimiento de este, los grandes innombrables que debemos evitar son:

  • El cloro: sí, lo sabemos, es muy útil y su efecto blanqueador nos cautiva. Pero precisamente este efecto es contraproducente para la limpieza del PVC ya que puede causar un gran deterioro en el material.
  • El amoniaco: muy usado en el ámbito doméstico, pero al igual que el anterior, altamente corrosivo, por lo que no es recomendado para limpiar PVC.

Ya vemos que para mantener nuestro hogar, en lo que se refiere a este material, no es asunto de expertos, sino de saber unos cuantos trucos. Además, de no resultar altamente caro pues hay muchas formas al alcance de nuestro bolsillo.

Entre consejos finales, podemos mencionar, en cuanto a materia de ventanas y puertas de PVC, no olvidemos sus otras partes como: bisagras y cristales, pues estas por ser de otros materiales, también requieren atención.

Call Now Button