¿Qué incluye el mantenimiento de puertas?

El mantenimiento de las puertas variará en función del tipo de puerta a mantener. Por ejemplo, si hablamos de puertas de madera, entonces es necesario hacer algunos trabajos de mantenimiento en la madera cada año; esto ayudará a mantener la durabilidad de la puerta y evitar que se reseque por la humedad. Pero ¿qué incluye el mantenimiento de puertas? Bueno, es importante cuidar las bisagras y cerraduras de la puerta para que no se oxiden ni pierdan su función.

También hay que asegurarse de que la puerta cierra correctamente y no se atasca de ninguna manera.

Hay que limpiar la puerta con frecuencia y asegurarse de que está libre de polvo y suciedad. Esto ayudará a prevenir cualquier daño que pueda ocurrir con el tiempo debido a la acumulación de suciedad en la superficie de la puerta.

Mantenimiento de puertas de garaje

Antes de realizar este tipo de mantenimiento, hay que tener en cuenta ciertos puntos. Por ejemplo, la puerta debe estar limpia y seca. El automatismo de la puerta del garaje también debe estar en buen estado, sin problemas mecánicos ni eléctricos.

El primer paso es comprobar todos los muelles y los cables que conectan los muelles a la puerta. Si están desalineados o rotos, hay que repararlos o sustituirlos.

A continuación, compruebe los rodillos que permiten que la puerta del garaje suba y baje con suavidad. No deben estar dañados ni desgastados. Si están dañados o desgastados, hay que sustituirlos.

Después de reemplazar las piezas que necesitaban ser reemplazadas en los pasos anteriores, ahora podemos proceder a la lubricación de todas las partes móviles de su abridor de puerta de garaje. El lubricante ayudará a evitar que se forme óxido en estas piezas, lo que podría provocar más daños si no se trata.

Mantenimiento de puertas automáticas

El mantenimiento de las puertas automáticas es muy importante. Son la primera impresión de una edificación, y también son un signo de buena gestión. Si se quiere que sus clientes estén contentos, es importante que mantenga sus puertas automáticas.

Limpiar el polvo

Limpiar el polvo del marco y del armazón de la puerta con un cepillo suave. Tener cuidado de no rayar ni dañar la superficie de la puerta. Esto también ayudará a ver si hay arañazos en ella.

Aclarar restos de jabón

Si se ha utilizado jabón líquido para limpiar la puerta, aclarar con agua de arriba a abajo para que no queden restos de jabón en la superficie. De lo contrario, con el tiempo, estos residuos pueden causar decoloración o dañar el acabado de la puerta.

Encerado

Para obtener los mejores resultados, recomendamos encerar al menos una vez al año (o cada dos años si se vive en un entorno húmedo). Esto no sólo hará que la puerta automática tenga un aspecto más agradable, sino que también evitará que la suciedad se adhiera a ella y facilitará la limpieza en el futuro.

Manilla metálica en puerta de madera

Mantenimiento de puertas de aluminio

El aluminio es un gran material para las puertas. Es ligero y tiene una gran relación resistencia-peso. Las puertas de aluminio pueden tener un aspecto similar al de la madera o el acero, y se suelen utilizar en casas de alta gama. Sin embargo, si se tiene una puerta de aluminio en casa, se debe saber cómo mantenerla correctamente.

Limpiar la superficie regularmente con un paño suave y una solución de jabón o detergente suave. También aplicar cera cada seis meses aproximadamente para protegerla de forma duradera contra el óxido y la oxidación.

Pulir la superficie de la puerta con pulimentos especiales que contengan aceites de silicona. Estos abrillantadores ayudarán a mantener la puerta como nueva incluso después de años de uso.

Inspeccionar la puerta con regularidad en busca de signos de desgaste o daños. Prestar especial atención a las bisagras, las cerraduras, las manillas, los burletes y otras partes móviles. Si se observa algún problema con estas piezas, se deben reparar inmediatamente porque podrían hacer que la puerta se atasque o no se cierre correctamente.

Limpiar regularmente la puerta de aluminio con agua y jabón para eliminar la suciedad. Utilizar un paño suave o una esponja para hacerlo, ya que los productos químicos agresivos pueden eliminar la capa protectora de la superficie metálica que impide que se oxide.

Si se desea utilizar pintura en una puerta de aluminio, elegir una específicamente diseñada para superficies metálicas, como una imprimación o un sellador, seguido de dos capas de pintura de esmalte.

Si quieres obtener más información puedes visitar nuestra página web así como encontrar más información sobre temas relacionados.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?