Puertas automáticas

La comodidad y la seguridad son las principales razones del éxito de las puertas automáticas. Mientras que en el pasado estos sistemas se consideraban un lujo, hoy en día están realmente al alcance de todos.

La elección de la puerta automática, para los que no tienen experiencia, puede parecer complicada. Hay muchas preguntas que te puedes haber hecho: ¿qué tipo de puerta es adecuada para mi casa (batiente, corredera, laminada, etc.), qué tecnología, qué precio, qué marca es la mejor, qué estilo adoptar?

Tendrá que considerar todos estos aspectos cuando haga su elección. 

Tipos de puertas automáticas

En Central Puertas el catalogo es extenso, abarcando todos los posibles deseos del cliente.
Las opciones pueden variar en tamaños, diseño o el acabado de las hojas pero normalmente se pueden dividir en 3 tipos.

Son la opción más grande, incorporan múltiples sistemas que se unen con un motor que automatiza el proceso. Su objetivo es evitar que el individuo tenga que bajarse del vehículo para accionar el sistema manualmente, siendo una alternativa más rápida, simple y segura, donde habitualmente se necesita un control que active el motor. Pueden ser de una o dos hojas, en función del aspecto que se pretenda obtener. 

Las puertas correderas son una opción muy práctica, ya que pueden incorporarse en casi cualquier lugar. Ocupan poco espacio, aportan un aspecto muy moderno y al automatizarse pueden resultar incluso la alternativa más cómoda.

 

Se utilizan tanto en interiores como en puertas de entradas de locales. El mecanismo de rieles junto con el motor puede soportar hojas muy pesadas de madera, metal o PVC, en función de lo que necesite el cliente. Su apertura en la mayoría de casos se realiza mediante sensores de proximidad o de movimiento donde, una vez se detecta la presencia de algo cerca de la puerta, esta procede a abrirse. 

Se encuentran comúnmente en comercios u oficinas. Es una alternativa con una creciente e imparable popularidad. El cristal aporta un aspecto elegante, minimalista y fácilmente adaptable a cualquier tipo de decoración. Permite aprovechar el máximo la luz y además aporta una sensación de amplitud ideal para espacios reducidos o para dar un aspecto de transparencia y confiabilidad.

 

El motor se sitúa en la parte superior de la puerta y junto con un mecanismo de rieles se encarga de que la apertura sea suave pero rápida. También incorpora sensores para que no se necesite ningún tipo de acción manual. Son una buena alternativa para separar sonidos y temperaturas sin eliminar por completo la visión hacia el otro espacio. 

En espacios de mucho tráfico o donde la apertura suele ser complicada se opta por puertas automáticas para simplificar el trabajo. De esta forma, el funcionamiento de la puerta se simplifica a accionar un botón o a la detección de movimiento de un sensor. Son alternativas especialmente prácticas para espacios grandes donde la apertura de una puerta convencional puede resultar complicado.

Operamos en Logroño (La Rioja), Rioja Alavesa y Rivera Navarra.

Mejores puertas automáticas

Materiales

La mayoría de las puertas automáticas están hechas de acero, hierro forjado, aluminio o pvc. El acero y el hierro son fuertes y duraderos, pero requieren de tratamientos antioxidantes. El aluminio es más ligero y más resistente al óxido, pero es más caro. El PVC es el más barato y el más ligero. Por otro lado, tiene poca resistencia y no es estéticamente agradable.

También hay puertas de madera, pero además de ser pesadas, están sujetas a grietas y deformaciones. Además, requieren más mantenimiento que los dispositivos de metal.

La elección del material también influirá en la elección del mecanismo de automatización.

Tecnología

Son las integraciones a la apertura normal de la puerta. Por ejemplo, detección automática de obstáculos, programación de cierre automático en función de diferentes variables (tiempo, paso, etc.), batería de seguridad en caso de apagón, medidas de alta seguridad, ralentización al final del viaje, integración del teléfono móvil, etc.

Además, casi todas las puertas están equipadas con un control remoto para facilitar el acceso. Algunas puertas automáticas tienen un teclado para introducir el código de apertura o un lector de tarjetas. A día de hoy es posible activar la puerta usando el teléfono móvil.

Servicio y garantía

El servicio es un aspecto subestimado, pero en caso de un mal funcionamiento, puede encontrarse en serios problemas. Nuestra empresa es siempre un acierto seguro.

Call Now Button